Garruchadigital.com

Puerto, Playa y Mar.

Palacio Marina de la Torre. Mojacar.

A unos cientos de metros del actual termino municipal de Garrucha se encuentra el Palacio Marina de la Torre, convertido en hotel después de una importante reforma.

El Palacio Marina de la Torre  fue construido por Victor Chavarrí y Sanz, ingeniero bilbaíno miembro de una importante familia que adquiere en 1894 las minas de hierro en Bédar.

La casa palacio, se situaba entre palmeras y junto a la estación de llegada del ferrocarril Bédar - Garrucha, que parece recordarnos el sueño de un palacete oriental con sus aleros salientes y sus cupulas orientales.

La construcción formaba parte de una inmensa finca agro - industrial, pues junto a las instalaciones férreas descritas existía una gran explotación de parrales con uva de barco, cuyos únicos restos son los bancales y el almacén de tratamiento y selección de la uva, situado junto a la carretera y bajo el palacio.

El palacio fue levantado por el marqués de Chavarrí en 1907 como Casa - Gerencia de las instalaciones industriales anexas. Esta burguesía rica y refinada a la que la familia Chavarrí pertenece, demanda una arquitectura que sea el espejo de su poder. Por el palacete, entre las distintas corrientes del historicismo arquitectónico todavía imperantes a comienzos del siglo XX, la visión idealizada de nuestro pasado, el estilo que dé respuesta a esta exigencia de singularidad y exotismo.

Con la crisis de la mineria y el paso del tiempo, la casa palacio fue abandonada y la misma sufrio un expolio cruel.

La casa palacio Marina de la Torre, da nombre hoy al conjunto urbanístico turístico de Mojacar en la proximidades de Garrucha, y constituye un recuerdo del pasado esplendoroso de la epoca del hierro en la mineria en la comarca.

Después pasó a manos de la familia Garrigues Walker y un grupo de inversores locales lo vendieron posteriormente a una empresa gallega que a su vez lo traspasó al Grupo 2002 y a la inmobiliaria Colonial. En 2005, Colonial cerró un acuerdo con la cadena vacacional Fergus Hotels para explotarlo en régimen de arrendamiento. El hotel dispone de cerca de 150 habitaciones, con suites, un gran 'spa', un gimnasio y salones para convenciones y eventos, además de un amplio restaurante y más de 4.000 metros cuadrados de zonas ajardinadas con piscina exterior. El recinto incluye el antiguo Palacio del Marqués de Chávarri, de principios del siglo pasado, donde se ubican varias habitaciones de lujo y algunos espacios comunes como una cafetería y un salón.